lunes, 12 de enero de 2009

LA CLASE




Título original: Entre les murs. País: Francia. Dirección: Laurent Cantet. Intérpretes: François Bégaudeau, Franck Keïta, Wei Huang, Esmeralda Ouertani, Rachel Régulier, Olivier Dupeyron. Guión: Laurent Cantet, François Bégaudeau, Robin Campillo. Fotografía: Pierre Milon. Distribuye en Cine: Golem. Duración: 128 min. Público apropiado: Jóvenes. Género: Cine social, Drama. Estreno: 16-01-2009.


El profesor Keating visita París

François es un joven profesor de lengua de un Instituto conflictivo de París. Sus alumnos, como ya va siendo habitual en nuestras aulas, pertenecen a diversas razas y países, y a diversas tribus urbanas. Todo ello crea un ambiente conflictivo y apático en el aula debido a la convicción, por parte de algunos docentes y de no pocos muchachos, de que esos estudiantes no tienen muchas aptitudes académicas y su vida no les deparará especiales logros profesionales. Pero el profesor de lengua no es de esa opinión, por lo que intentará elevar la moral de sus alumnos y no limitarse a que asimilen unos rudimentos de lengua o literatura. Para ello decide involucrarse en los problemas personales de esos adolescentes y hacerles reaccionar. Y aunque en algunos casos François tome medidas discutibles, o incluso erróneas, su labor no dejará indiferente a nadie.

La clase es una de las recreaciones más realistas de la labor docente que se hayan visto nunca en la gran pantalla. Hasta qué punto lo que nos muestra este filme francés es ficción o realidad –teniendo en cuenta que el reparto del filme no está formado por actores profesionales sino por docentes y discípulos– tendrá que decirlo el espectador, sobre todo si es educador o la ha sido. En cualquier caso, y sin lugar a dudas, disfrutará con este filme casi documental, pero con una trama llena de conflictos muy bien narrados.

La clase trae a nuestra memoria filmes recientes como Diarios de la calle, La ola o Los chicos del coro, y otros ya clásicos como El club de los poetas muertos, pero de los que se diferencia por su puesta en escena, sobria y sencilla (todo transcurre entre los muros del instituto, no se nos muestra lo que ocurre una vez que todos abandonan las aulas, aunque lo intuimos).

No hay comentarios: